jueves, 17 de abril de 2014

Nerón, el hijo de Agripina

Nerón nació el 15 de diciembre de 37 en Antium (actual Anzio) como Lucio Domicio Ahenobarbo, el único hijo de Cneo Domicio Ahenobarbo y Agripina la Joven, hermana del entonces emperador Calígula. A través de su madre era nieto de Germánico y tataranieto de Augusto y Marco Antonio. En el año 39, cuando solo contaba dos años, su madre Agripina partió al exilio por participar en una conspiración contra su tío Calígula, el cual además arrebatará a Nerón la totalidad de los bienes que le correspondían por herencia materna. Su padre Domicio morirá al año siguiente, en 40, y Nerón, con solo tres años, huérfano y arruinado, pasa a vivir con su tía paterna, Domicia Lépida, madre de Valeria Mesalina, tercera esposa de Claudio. En 41, Calígula, su esposa Milonia Cesonia y su hija Julia Drusila son asesinados por miembros de la guardia pretoriana y senadores, siendo Claudio, tío de Calígula y Agripina, proclamado como el nuevo emperador, lo que permite a la madre de Nerón regresar poco después de su exilio. Agripina y su hijo se mantendrían en un discreto segundo plano durante los primeros años del gobierno de Claudio, hasta que Mesalina, su esposa, con la que había tenido dos hijos -Claudia Octavia en 40 y Británico en 41-, es ejecutada por traición en el año 48. Pronto empezaron a barajarse nuevas esposas para Claudio, siendo finalmente elegida Agripina, su propia sobrina, para lo que el Senado tuvo que emitir un decreto especial autorizando el enlace. El matrimonio -que buscaba la reconciliación entre las ramas Julia y Claudia de la familia imperial, así como asentar la posición de Claudio mediante el matrimonio con una descendiente de Augusto- se saldó pronto con la adopción del entonces Lucio Domicio por Claudio en el año 50; a partir de este momento comenzaría a ser conocido como Nerón Claudio Druso Germánico. Dado que Nerón era cuatro años mayor que Británico, el hijo natural de Claudio, pronto se conviritó en heredero por encima de éste y comenzó a acumular honores: fue proclamado adulto en 51 con 14 años, nombrado procónsul y príncipe de la juventud -título reservado al heredero desde Augusto-; su retrato apareció en las monedas junto a Claudio, entró a formar parte del Senado y, para afianzar aún más su posición, contrajo matrimonio en 53 con Claudia Octavia, hija de Claudio. Así, cuando su padre adoptivo muere en 54 su candidatura no tardó en imponerse a la de Británico; con todo, para reforzar su posición, no dudó en imitar a Claudio ofreciendo un donativo a la guardia pretoriana, que lo aclamó de inmediato. El Senado no tardaría tampoco en reconocerle, si bien con reticencias debido a su juventud: Nerón contaba solo con 17 años, frente a por ejemplo los 25 años necesarios para acceder a la cuestura, magistratura que garantizaba el acceso al Senado. Debido a ello se barajaron otros posibles candidatos, entre ellos Marco Junio Silano, descendiente directo de Augusto al igual que Nerón y de mayor experiencia, el cual sería rápidamente ejecutado apenas dos meses después de la muerte de Claudio, quién fue divinizado.
El Quinquenium Aureum. Los cinco primeros años
El programa de gobierno de Nerón fue anunciado ante el Senado en su discurso de investidura, y se conserva resumido en sus principales puntos por Tácito. Destacan dos ideas principales:
-Retomar la política de Augusto: es decir, se propugna retomar la colaboración entre el Senado y el emperador, devolviendo a aquel ciertas prerrogativas y quedando el segundo al mando del ejército.
-Reaccionar ante los errores del gobierno de Claudio. Para ello se comprometió a separar la domus imperial de la respublica -es decir, diferenciar los asuntos propios de la familia imperial del interés del Estado-; no ser juez en asuntos importantes; y no recurrir a libertos en asuntos de gobierno.
Sin embargo, Nerón no quiso romper completamente con la política de su padre adoptivo, tomando su nombre en la titulatura, acuñando monedas donde se presentaba como el hijo del divino Claudio, promoviendo su divinización y conservando gran parte de su legislación. Se inicia así, al año siguiente de su subida al poder, en 54, su primer período de gobierno, que habrá de perdurar hasta el año 59. La denominación de “quinquenium aureum” para esta época se atribuye a Trajano, que pretendía así indicar la bonanza de los primeros cinco años de gobierno de Nerón, en que el gobierno quedó bajo la tutela de:
-Lucio Anneo Séneca: exponente de la nobleza provincial nacido en Córdoba. Filósofo estoico, fue desterrado en 41 por Calígula acusado de adulterio con una de las hermanas del emperador. En 49, sería llamado del exilio por Agripina, ya esposa de Claudio, para ser tutor de su hijo Nerón. De él se conservan numerosas obras, entre las que destaca De Clementia, dónde Séneca, hacia el año 56, se atreve a considerar a Nerón un emperador mucho más clemente que el propio Augusto.
-Afranio Burro: miembro del orden ecuestre, originario de la Galia Narbonense, destacó bajo Tiberio como procurador de Libia, además de encargarse de los asuntos de Calígula en Asía, por lo que fue recompensado con la prefectura del pretorio, que seguirá ejerciendo bajo Nerón.
Agripina tendría igualmente gran influencia sobre su hijo en el primer año de su gobierno, hasta que en 55, poco después de la muerte de Británico debido a un ataque epiléptico -si bien no faltaron las voces que acusaron a Nerón de envenenarlo-, fue obligada a retirarse a sus posesiones privadas. Las desavenencias entre madre y hijo, al parecer, se debieron a los intentos de Agripina de intervenir de forma constante en el gobierno y la oposición de esta a la relación de su hijo con la liberta Actea.
El programa anunciado por Nerón se reflejó pronto en una mayor colaboración con el Senado y la mayor presencia de éste en asuntos públicos, destacando el traspaso del último recurso judicial a los senadores y el fin de los procesos de alta traición -que no volverán a celebrarse hasta 62-. A las buenas relaciones con el Senado se añade la gran popularidad que el emperador gozó entre el pueblo, gracias a los repartos de dinero, a asegurar el abastecimiento gratuito de trigo mediante la inauguración del puerto de Ostia iniciado por Claudio y a favorecer el establecimiento de colonias de veteranos en Capua, Nuceria, Puteoli, Tarento, Antium, etc. Sin embargo, las apariciones e intervenciones de Nerón en este período son escasas, dedicándose el emperador principalmente al cultivo de la poesía y el teatro, donde ansiaba destacar pública y privadamente en parte porque, según diversos autores, no se le permitía destacar en política ni tenía capacidades para sobresalir en el ámbito militar. En 58, se inicia el principio del fin del quinquenium. Nerón, ya adulto y tras cinco años en el poder, se ha afianzado en su posición y aspira a gobernar por sí solo sin necesidad de recurrir a asesores. Muestra de ello es el repudio de su esposa Claudia Octavia, al que se habían opuesto tanto Séneca como Burro y Agripina, para contraer un segundo matrimonio con Popea Sabina, esposa de Marco Salvio Otón, al que se envía a un exilio honroso como gobernador de la Lusitania. Con ella tendría una única hija, Claudia Augusta, nacida y muerta en el año 64. En este contexto se produce la muerte de Burro, el retiro de Séneca y el asesinato de Agripina en el año 59. Como causa de este último es, según las fuentes antiguas, la oposición al matrimonio de su hijo con Popea Sabina, si bien autores modernos defienden que la verdadera razón es la implicación de Agripina en una conspiración contra su propio hijo para colocar en el poder a Rubelio Plauto, un nieto del emperador Tiberio. La ejecución en 62 de Plauto y de Fausto Cornelio Sila Felix, yerno de Claudio como marido de su hija Antonia, dejó al Imperio sin más herederos varones que Nerón.
Con la progresiva participación de Nerón en los asuntos públicos, se inaugura lo que ciertos autores han llamado el “período despótico”, que durará casi una década. La nueva época se inaugura con la institución de los Ludii Iuvenalis, de carácter griego, y los Neronia, al parecer quinquenales. Ambos sirvieron al emperador para darse a conocer como artista.

*Fotografía 1: Agripina, con una cornucopia -símbolo de la fortuna y la abundancia-, corona a su hijo Nerón. Localizado en el templo de la ciudad de Afrodisias (hoy Turquía)
*Fotografía 2: Camafeo de sardónice localizado en El Fayum que representa a Nerón y su primera esposa Octavia
*Fotografía 3: Posible retrato de Popea Sabina, segunda esposa de Nerón (retrato femenino del Louvre)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada